Maximiza la entregabilidad en tus emails: Claves para evitar ser correo spam

El email marketing sigue siendo una de las herramientas más efectivas para conectar con audiencias y convertir suscriptores en clientes. Sin embargo, su efectividad se ve seriamente comprometida si tus correos terminan en la temida carpeta de spam.

El email marketing sigue siendo una de las herramientas más efectivas para conectar con audiencias y convertir suscriptores en clientes. Sin embargo, su efectividad se ve seriamente comprometida si tus envíos terminan catalogados como correo spam. A continuación, te presentamos una guía práctica para enfrentar este reto.

Entendiendo qué es spam

Cada vez que envías un correo, pasa por una serie de filtros que deciden su destino final. Estos filtros existen para proteger a los usuarios de correos no deseados o potencialmente dañinos. Sin embargo, a veces correos legítimos son incorrectamente clasificados como spam.

Razones comunes por las que los correos van a spam

  1. Asuntos sospechosos: Palabras como «gratis», «gana dinero» o el uso excesivo de signos de exclamación pueden activar los filtros.
  1. Uso excesivo de palabras «spammy»: Palabras o frases que suelen encontrarse en correos no deseados.
  1. Problemas con la autenticación: Los servidores de correo revisan la autenticidad del dominio del remitente.
  1. Reputación del IP de envío: IPs asociadas a envíos masivos no autorizados suelen ser bloqueadas.
  1. Bajas tasas de interacción: Si tus correos raramente son abiertos o interactuados, pueden ser considerados no deseados.

Estrategias para evitar la carpeta de spam

  • Ajusta tu contenido: Asegúrate de que tus correos sean relevantes y de valor. Usa un lenguaje claro y evita usar solo imágenes, ya que esto puede disparar los filtros.
  • Mantente autenticado: La autenticación prueba que tu correo proviene de donde dice provenir. Configura el SPF, DKIM y DMARC, esenciales para demostrar tu legitimidad.
  • Construye una lista de suscriptores legítima: Siempre es mejor calidad que cantidad. Usa el método de doble opt-in para asegurarte que tus suscriptores realmente desean recibir tus correos. Y recuerda: nunca compres listas.
  • Fomenta la interacción: Segmenta y personaliza tus correos para aumentar su relevancia. Solicita feedback o haz encuestas. Cuanto más interactúen tus suscriptores, mejor será tu reputación.
  • Monitorea tus métricas: Si notas una caída en las tasas de apertura o un aumento en las bajas, es hora de reevaluar. Herramientas de análisis te pueden ayudar a identificar problemas.
  • Testea antes de enviar: Usa herramientas como «Mail Tester» o «Send Forensics» para verificar la entregabilidad de tus correos. Estas te proporcionarán feedback valioso antes de hacer un envío masivo.

Para aprender más sobre email marketing, de invitamos a leer nuestra nota de «Métricas clave en email marketing para medir tus resultados»

¿Tus correos ya están en spam?

Si enfrentas este problema, es esencial actuar rápido.

  • Revisa y limpia tu lista de suscriptores: Elimina suscriptores inactivos o aquellos que nunca abren tus correos.
  • Revalúa tu contenido: Asegúrate de que esté alineado con lo que tus suscriptores esperan y desean.
  • Contacta a los proveedores de correo: En ocasiones, puedes resolver el problema hablando directamente con empresas como Gmail o Outlook.

Evitar quedar etiquetado como correo spam no es solo cuestión de suerte; es sobre mantener la relevancia, construir relaciones auténticas y ser consciente de las mejores prácticas. Recuerda, el email marketing es una herramienta poderosa, pero solo si tus correos llegan a su destino deseado.

Si este artículo te resultó útil, ¡comparte tus experiencias en los comentarios y síguenos en Instagram para más consejos!

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *